Bailes en los clubes


en la noche
de los clubes
las familias
bailan 

ceremonias paganas
excesos
sin mañana
entre carnes
panes
y vino
trémulos
de alegría
los niños
juegan a ser estrellas
brillantes
o satélites
orbitando
alrededor del humor
que gotea
plomo hirviendo
de los ojos
del de bigotes

en la noche
de los clubes
los espacios
se licúan
las palabras
se pisan los talones
y los perros
hacen números
malabaristas
con los ojos
y el hocico
por un trozo
de pan
de queso
de manos
en el lomo
el agua busca
equilibrio
y los pájaros
pintan canas
verdes, rojas, amarillas
con ausencia
en las alas

en la noche
de los clubes
los arboles
sostienen espaldas
de pibes
que juegan al amor
y de viejos
que pellizcan
la muerte
en los labios
de su amada
mostrándole
la lengua al diablo
cuando mojan
las piernas
de ansias

en la noche
de los clubes
el universo
se descompone
en dulces
y gomosas
fotografías
verbales
de epopeyas
domingueras
y batallas
de cancha chica
las señoras
cantan bolero
mientras numeran
inequívocamente
el catálogo
de fantasías
hormonales

en la noche
de los clubes
la eternidad
dura menos
que la fama
de Warhol
ni minutos
ni deseos
se atropellan
por que en la noche
de los clubes
los únicos
atropellados
son los inmortales
que pelean
con dragones
de fuego
y le cantan
canciones de cuna
a la miseria
de empezar
de nuevo
otra vez más
las mañanas
de almacén

Entradas populares